TRABAJAN PARA CONTRARRESTAR LA DESERCIÓN ESCOLAR 

La Secretaría de Educación de Sincelejo, trabaja en la actualización del Sistema de Información para el Monitoreo, Prevención y Análisis de la Deserción Escolar (SIMPADE), de manera que en cada institución educativa se haga apropiación de esta plataforma, para obtener la información requerida; hacer seguimiento efectivo a la población matriculada y contrarrestar el abandono de las aulas por parte de los estudiantes.  

En 2020 primer año de pandemia, la deserción escolar en Sincelejo fue de 1.3% de estudiantes vinculados al sistema educativo; en 2021, segundo año de pandemia, la deserción alcanzó 3.2% y el objetivo es que en 2023 este fenómeno no supere el tope de 2.7%, trazado por el Ministerio de Educación Nacional.  

“En plataforma SIMPADE estamos caracterizando a todos los estudiantes de instituciones educativas oficiales de Sincelejo. En este momento tenemos 53.136 estudiantes matriculados, de ellos hemos caracterizado el 45%, es decir 23.800 estudiantes”, indicó Flavio Arrieta Vital, líder de Cobertura Educativa.  

La herramienta SIMPADE clasifica información del estudiante, su núcleo familiar y contexto institucional, facilitando el análisis para tomar decisiones que mejoren la permanencia escolar.  

Estrategias para contrarrestar la deserción 

“En este momento estamos trabajando con la estrategia de permanencia PAE, con Jornadas Complementarias, esto lo hacemos con Comfasucre a través de formación musical gratuita para 1.500 estudiantes; así mismo, las instituciones hacen búsqueda activa de estudiantes puerta a puerta y también trabajamos con los modelos flexibles GEEMPA y Aceleración del Aprendizaje”.    

“Estamos en auditoría de matrículas, focalizando 17 sedes educativas en el primer semestre, es decir un 54% de la población estudiantil, unos 30 mil estudiantes aproximadamente y hemos encontrado que algunos estudiantes venezolanos están saliendo de las aulas y regresando a su país de origen”, precisó el funcionario.