POSITIVO IMPACTO DEL PROYECTO ESCUELAS QUE APRENDEN EN SINCELEJO

Con muestras folclóricas y presentación de experiencias significativas, se cumplió el acto de clausura del proyecto Escuelas que aprenden, liderado por la Fundación Terpel, para fortalecer métodos de enseñanza en 11 instituciones educativas oficiales de Sincelejo y desarrollar competencias en matemáticas y lenguaje.
 
En la Institución Educativa Dulce Nombre de Jesús se cumplió la actividad presidida por Maribel Gutiérrez, coordinadora de la Fundación Terpel, quién destacó el trabajo conjunto de la Secretaría de Educación, rectores, docentes y padres de familia.
 
Durante tres años, Escuelas que aprenden impactó a 2095 funcionarios, entre ellos, docentes, coordinadores, rectores, directivos y funcionarios de la Secretaría de Educación Municipal, que accedieron a talleres de formación gratuita y acompañamiento para implementar planes de mejoramiento educativo en favor de los estudiantes, con apoyo en formación a padres de familia.
 
«Escuelas que aprenden ha permitido una coordinación entre los programas nacionales y ha facilitado hacer un trabajo de equipo entre docentes y directivos docentes; esto ha dado impacto positivo», precisó Wilton Gastelbondo, líder de Calidad de la Secretaría de Educación Municipal.
 
El proyecto dejó implementado un liderazgo transformador y motivó una gestión directiva encaminada a la efectividad, con un gran compromiso para su sostenimiento y permanencia.
 

Entra las instituciones educativas beneficiadas por el proyecto se encuentran, Centro Educativo Rural San Miguel, Concentración Escolar Simón Araújo, San Isidro de Chochó, Policarpa Salavarrieta, Técnico Agropecuario La Gallera, Juanita García Manjarrez, San José CIP, Rafael Núñez, José Ignacio López y Dulce Nombre de Jesús.