LA LONCHERA DEL AUTOCUIDADO PRESENTE EN EL REGRESO A CLASES.

Este 15 de julio colegios oficiales de Sincelejo regresan a clases presenciales, con jornadas académicas flexibles, pero con estricto cumplimiento de la Circular 018, que enmarca las orientaciones dadas por el Ministerio de Educación Nacional para el retorno seguro, gradual y progresivo, según las particularidades de cada establecimiento educativo. 

El regreso a los salones de clase, cuenta con el respaldo de una creativa campaña liderada por la Alcaldía de Sincelejo, “La lonchera del autocuidado”, que trae consigo medidas preventivas para evitar el contagio por covid-19 en esta nueva fase del calendario escolar. 

“Hacemos el llamado a los padres de familia, para que dentro de esa lonchera, lleven la responsabilidad del uso del tapabocas, la educación permanente desde el hogar para el lavado de manos y evitar aglomeraciones”, manifestó Andrés Gómez Martínez, alcalde de Sincelejo. 

Las secretarías de Salud y Educación, trabajan de manera coordinada en aras de brindarle a los estudiantes las garantías en materia de bioseguridad, por lo que harán acompañamiento al proceso de retorno a clases. 

El distanciamiento social, el buen uso del tapabocas, la limpieza y desinfección permanente de las manos, son algunas de las orientaciones básicas incluidas en la lonchera del autocuidado, como estrategia de divulgación para promover hábitos que ayuden a contrarrestar la línea de contagios. 

Álvaro Hoyos Romero, secretario de Educación, manifestó que las instituciones educativas han venido trabajando según las características específicas de cada ambiente escolar, para definir el aforo, teniendo en cuenta el distanciamiento social de un metro por cada estudiante, en el aula de clases, así mismo, están definidos los puntos de desinfección para el lavado de manos. Las sedes educativas que no inician este 15 de julio, irán incorporándose poco a poco a la presencialidad. 

Anotó también, que el nuevo protocolo autorizado para esta etapa, exige el uso obligatorio del tapabocas en toda la población escolar, para lo que se requiere una constante pedagogía y el apoyo de los padres de familia, que previo consentimiento firmado, pueden enviar a sus hijos a las clases presenciales. 

“En Sincelejo el llamado es a ofrecer el servicio con presencialidad de maestros y estudiantes, en los niveles de educación inicial, prescolar, básica y media; incluyendo los servicios de alimentación escolar y actividades curriculares complementarias”, finalizó Andrés Gómez Martínez, alcalde de Sincelejo.