AUTORIDADES DEBEN DAR RESULTADOS SOBRE ROBO DE COMPUTADORES

Exigiendo a las autoridades operativos especiales y resultados contundentes para acabar con el cartel del robo de computadores en colegios oficiales de Sincelejo, el secretario de Educación Municipal, Álvaro Hoyos Romero, elevó su voz de rechazo ante el más reciente acto delincuencial, que dejó a la Institución Educativa San José CIP sin computadores para educar.    

“El rector de la institución instauró el día de ayer, la respectiva denuncia ante la Fiscalía, por el robo de 40 computadores. Esta situación no puede ser una constante, necesitamos que las investigaciones arrojen resultados y que los esfuerzos de las autoridades tengan el acompañamiento de la comunidad para que sea desarticulada la red que está arrasando con la tecnología en los establecimientos educativos”, manifestó Hoyos Romero. 

Andrés Alejandro Lamadrid Laverde, rector de la Institución Educativa, manifestó que, de los 40 computadores hurtados, 26 prestaban servicio activo y 14, eran utilizados como material para orientar a los estudiantes sobre el proceso de ensamble de los equipos, indispensables para facilitar la labor del docente y la formación de los estudiantes.  

Duro azote delincuencial a la educación   

El año anterior en época de confinamiento por la pandemia, la Institución Educativa Altos de la Sabana, fue víctima del robo de todo el cableado del sistema eléctrico, que ha impedido a la institución, el retorno a la educación presencial. 

Este año en el mes de agosto se hurtaron la fibra óptica que lleva la conectividad a establecimientos educativos urbanos y rurales. 

Hace una semana los delincuentes desafiaron el óptimo cerramiento y todas las medidas de seguridad de la recién construida sede de Altos del Rosario, amordazando al celador y llevándose 45 computadores, 92 tabletas, dos televisores, un proyector y cargadores. 

“La filosofía de un colegio en una zona de alta vulnerabilidad, no es convertirse en presa fácil para la delincuencia, es llevar oportunidades para que la comunidad se eduque, rompa el circulo vicioso que le arrebata la posibilidad de salir de la pobreza y transformar su entorno. Solos no podemos, necesitamos el apoyo de todos, para detener esta situación”, enfatizó Hoyos Romero.